Festes a Irlanda

La diversidad regional de Irlanda y su historia y cultura excepcionales han dejado un legado de monumentos, poblados y edificios que el visitante pasará un día ocupado. Hay cientos de emocionantes actividades para hacer y lugares para visitar en todas las regiones de Irlanda.

Ya en primavera y con el verano cada vez más cerca, son muchas las opciones para sacar el máximo partido a una escapada a Irlanda. Hay pocos lugares que no cuenten con algún evento durante cualquiera de estas dos estaciones. Sin embargo, este año destaca, sobre todas ellas, la celebración del ReJoyce Dublin 2004 Bloomsday Centenary Festival.

Los meses de mayo y junio marcan el comienzo de una temporada llena de eventos en ciudades y localidades por toda la isla de Irlanda. Encuentros gastronómicos, culturales, teatrales, conmemorativos, musicales, artísticos, operísticos... cualquiera que sea la temática, son la excusa ideal para descubrir cada uno de los rincones de Irlanda, mezclarse con sus gentes y disfrutar a lo grande.

 

En Bantry, localidad situada al suroeste de la isla, en la costa del condado de Cork, se celebra todos los años su famoso festival de mejillones, el Murphy’s International Mussel Fair, reunión para celebrar la recogida de estos moluscos que se cultivan y crecen en la Bahía de Bantry. Este año tiene lugar entre el 6 y el 9 de mayo, tres días de festividades al aire libre y degustación de mejillones. Igualmente, entre el 15 y el 26 de junio, en la ciudad de Cork organiza su Cork Midsummer Festival, cita con las artes y la cultura en la que tienen presencia tanto el teatro como la música, la literatura y las artes visuales, además de incluir un festival de poesía.

 

Más al norte, y también en la costa, se encuentra Galway, donde entre el 20 y el 23 de mayo, y desde 1996, tiene lugar el Galway Early Music Festival, una celebración de la música medieval, renacentista y gótica europea. La mayoría de las citas musicales tienen lugar en los edificios más antiguos de la ciudad, como la Collegiate Church of St. Nicholas, el templo medieval más grande de Irlanda. Otros eventos incluyen danzas tradicionales y representaciones callejeras, en las que los asistentes van ataviados según la moda de los siglos XII al XVIII.

Pero, sin duda, la festividad más importante en Irlanda durante estos meses es el Bloomsday, conmemoración de Ulises, la obra más importante del autor irlandés más universal, James Joyce. Este año, además, se trata de una celebración especial ya que es el Bloomsday 100 –el relato de Joyce comienza en Dublín en 1904- con lo que los eventos organizados serán más numerosos. De hecho el programa de festejos se alarga ya seis días, entre el 12 y el 19 de junio. El día más especial es el 16 de junio, cuando tiene lugar el famoso desayuno que imita al que Leopold Bloom disfrutaba en el mencionado libro.

 

Unos días antes, entre el 4 y el 7, también en la capital irlandesa, se celebra el Heineken Green Energy Festival, una cita para los amantes de la música actual, que tiene como escenario el Dublin Castle, y que este año contará, entre otros, con las actuaciones de Iggy Pop y Morrissey. Y no hay que dejar Dublín, si se tiene la oportunidad, sin disfrutar de otro de los eventos que los irlandeses esperan impacientemente todo el año: el Budweiser Irish Derby, la carrera de caballos más importante del calendario deportivo irlandés, que tiene lugar en the Curragh, uno de los hipódromos más antiguos de Europa.

En Irlanda del Norte, en el condado de Down, se encuentra Castle Ward, mansión y trescientas hectáreas de terreno situadas con vistas al lago Strangford. Todos los años, Castle Ward sirve de marco inigualable para representaciones de ópera durante el verano. El 4 de junio se abrirá la temporada operística, que este año incluye, obras de la talla del Rigoletto de Verdi o Albert Herring de Britten.

Altres Llocs